Alters

Timer.js: Introducción

¡Buenas!

Vaya ritmo, ¿eh? La tercera entrada del año :D (al menos voy escribiendo).

¿Y qué contar? Pues bastante trabajo la verdad, no paro entre el trabajo, la uni, el cosplay... a penas saco un rato para experimentar con mis paranoias...

Pero bueno, eso no quiere decir que no saque algún rato muerto por ahí!! ;-)

Y eso, aquí estamos, con otra saga de paranoias. En este caso, un [k]timer en JavaScript

¡Vamos allá!





Como antaño, vamos a separar la saga en un bonito índice.


  1.  Concepto de Timer
  2.  Problemas de apilamiento
    1. Do(n), pause(n)
    2. Do, pause, Do
  3.  Timer vs. setInterval
    1. Callback con parámetros
    2. ¿Problemas con la referencia?
      1. Objeto global
    3. setTimeout con parámetros
      1. Multiinstancia
  4. Utilidades
    1. Loading
    2. Resize
    3. Drag & Drop
    4. AJAX Listening
  5. ¡Vayamos más lejos!
  6. Tiempo real vs. Tiempo compartido
    1. Tiempo real
    2. Tiempo compartido
    3. Aplicación del concepto en navegadores
      1. Tareas
  7. Time-in-Time (1/Timer)
  8. Implementación de 1/Timer
  9. Gestión de eventos
  10. Conclusiónes
    1. Agradecimientos
    2. Conclusión


En total, contando esta, tendríamos ocho entradas.


Y, entrando en materia, vamos a explicar... ¿qué es un Timer?

Un Timer, o temporizador es básicamente eso, un temporizador. Dejando a un lado la obviedad, es un recurso de programación que permite disparar (trigger) un conjunto de acciones cada cierto tiempo dado (usualmente entrado en milisegundos - ms).

Es decir, es una manera de decir "cada X haz esto". Este "as bajo la manga" permite dar una sensación de "vida" a las aplicaciones, y, en este caso, a JavaScript.

Podemos hacer que cada 5 segundos cambie fondo de pantalla, o que cada minuto muestre una alerta... podemos hacer un reloj, un cronómetro, una alarma... cualquier cosa que nos propongamos.

Y no es que Javascript no tenga una manera built-in de hacerlo, pero me parece bastante incompleta, personalmente.

Y a eso nos dedicaremos... espero que os guste.

¡Nos vemos!